triestinas.com
Romeo y Julieta 2.0
Los lingüistas no están exentos de detestar o amar ciertas palabras. El lingüista debe ser objetivo respecto a su objeto de estudio: el lenguaje. Pero es, a la vez, un hablante con amores y aversio…