tribunafeminista.elplural.com
El Congo ha generalizado la violencia sexual como una de las principales armas de la contienda. | Tribuna Feminista
La República Democrática del Congo lleva décadas en guerra y ha generalizado la violencia sexual contra las mujeres como una de las principales armas de la contienda. Después de 18 años, un nuevo Gobierno ha llegado al poder y su presidente, Félix Tshsekedi, ha expresado su deseo de actuar movido por el "bien común y la paz". ¿Puede suponer esto un cambio en la vida de las mujeres de un país con más de 80 millones de habitantes y cuyo territorio supera cinco veces el de España? Teresa Riu, de las Misioneras de Cristo Jesús vive desde hace 38 años en Kole, provincia de Sankuru. "Es en el este del país, en la región de Grandes Lagos, donde el conflicto bélico es cotidiano y donde la violencia sexual hecha a la mujer es considerada como arma de guerra", señala a Europa Press Teresa, que trabaja como médico en un hospital estatal. "Esta lucha armada va unida a la violencia sexual hecha a las mujeres", insiste la misionera, para después añadir que la solución pasa por "un buen