tribunafeminista.elplural.com
El orden de los apellidos: un machismo que podemos cambiar | Tribuna Feminista
La palabra "estirpe" es un vocablo de la lengua española que se podría definir como la ascendencia de las personas. Así pues, aunque las mujeres parimos a los hijos y las hijas al perderse nuestro apellido no formamos parte de la estirpe. Por lo general, la palabra alcurnia se utiliza para sacar el árbol genealógico de las personas de origen noble, aunque no siempre es así, definiendo a la palabra simplemente el linaje de una persona. Aunque esto era cosa de nobles, el árbol genealógico se ha popularizado en estos años. En España, y hasta el siglo XV, salvo las clases nobles nadie tenía apellido. Sin embargo a partir de este siglo se empezaron a crear para identificar a los miembros de una misma familia. Se crearon de una forma artificiosa y han perdurado hasta la actualidad. Algunos hicieron una conversión de su nombre de pila (González de Gonzalo o López de Lope), otros utilizaron su oficio (Herrero, Zapatero, Maestro, o Ferrer, Sabater, Mestre o Fuster en otras lenguas),