tormentasinternas.com
-rieles de amor-
Era domingo y llovía llovía la ciudad entera, y dentro de mí llovías vos y tus recuerdos. No pude quedarme en casa, temía volver a confundir la alusión de tu sonrisa con el hermoso arrebol de aquel…