tormentasinternas.com
-¿morir o sobrevivir?-
dije adiós tantas veces que ya perdí la cuenta. Perdí la cuenta incluso de las veces que lloraba como si el mundo pendiera de aquella voz, tu voz. De vos. Como si el mundo se acabase, si no estabas…