tomascano.com
LA PRESENCIA
Al entrar en la tormenta el azul del cielo fue desapareciendo hasta convertirse en un negro absoluto.. No había luz capaz de penetrarla, de hecho, tuve que encender todas las luces de cabina para p…