tocandoloscorazones.wordpress.com
El amor de Abelardo y Eloísa y el placer de tener razón
Publicado por Javier Bilbao Cuando un cerdo es conducido al mercado, ¿es el hombre o la cuerda quien lo sujeta? ¿Tenía Cristo prepucio o fue circuncidado? En tal caso, al ascender nuestro salvador …