tercertestamento.net
Consejo 18
1. ¡Oh!, rebaño amado, el Pastor se apacienta entre vosotros con amor infinito, para daros su calor y para deciros que reclinéis una vez más vuestra frente cansada en mi regazo. 2. Desciendo entre …