tercertestamento.net
Enseñanza 332
1. Os encuentro orando, ¡oh!, discípulos amados, velando vuestro espíritu por la paz de este mundo. Es lo que os he enseñado, es lo que he venido a revelaros una vez más; vosotros sois los mensajer…