swingers-lifestyle.com
Las Entrañas me duelen todavía.
Aún me duelen las entrañas después de tu rápida escapada. Yo no te llamé tu viniste, tu entraste y me cogiste fuertemente, me heriste, y yo me dejé arrastrar a tu ser, me atrapaste, me conquistaste…