stylozano.com
Dulce María González
Las almas Los ángeles de Rilke se mudaron a esa calle ese número de casa hundidos en libros cruzaban el abismo los corredores y arcos donde amanecían las ruinas de la casa señorial bajo tejados mar…