sosdiscriminacioninternacional.org
Ordenaron al primer obispo villero de la Argentina
“Ay, ay, ay, ay, qué risa que me da / Ay, ay, ay, ay, qué risa que me da /Ay, ay, ay, ay, qué risa que me da / tenemo’ obispo nuevo y lo tenemos que cuidar” Abrazado por ese canto…