soniarincon.blog
Saludos de una ausente
La verdad es que lo mío no tiene nombre. O quizá si. Podríamos llamarlo dejadez, posiblemente sea el que mejor se ajuste a todo. Llevo meses sin ser capaz de sentarme a leer un libro y ya no hablem…