soniarincon.blog
La curiosidad y el gato
Alguien dijo que la curiosidad mató al gato. Se equivocaba. El gato era curioso, el gato quería saber cosas que desconocía, quería ver más allá, aunque le costase magulladuras, pues sabía que sanar…