sombrasydelirios.com
Ficus Dentata
Cuando Ernesto aceptó aquella invitación, nunca hubiera pensado que las cosas pudieran torcerse de aquella manera. Era el último día de octubre de 2002. Aunque en España todavía perduraba con fuerz…