solebassett.com
Enojarse solo destruye tu paz interior
El enojo y la ira destruye la parte del cerebro que se encarga de juzgar si estoy en lo correcto o no y no nos deja ver la realidad.