singularette.com
¿Por qué los cuernos furtivos son mejores que el swinger abierto?
O ¿por qué preferimos que nos vean la cara? ¿Por qué tanto miedo a las palabras? ¿Qué pasaría si abriéramos la conversación? Si, un día cualquiera, decidiéramos preguntar ¿Qué onda contigo, con nos…