singularette.com
No hay nada más sexoso
Que decirle a un hombre que mueres de ganas de cogértelo. Ser objeto de deseo parece ser una fantasía que ni siquiera ellos tienen clara. Seguramente, ninguno te ha dicho: “Qué bonito sentí cuando …