sientateyobserva.wordpress.com
No hables más de mí. Alberto García-Alix.
(…)Pasó un tiempo y allá por el 81, o sería el 82, lo pasaba en grande cuando algún marinero de agua dulce se quedaba extasiado con “la maravillosa” -para él, claro- y nueva image…