shiramcollins.com
Cárcel
Durante los últimos meses cuando Macarena abría los ojos se llevaba una decepción al comprobar que aún seguía viva. Le daba igual oír la lluvia contra los cristales, o sentir el calor del sol asoma…