shiramcollins.com
Estadística
Cogió la taza de café entre las dos manos a modo de calentador y mirando dentro pensó “café que despiertas mi cuerpo, haz lo mismo con mi mente”. Él paso por su lado, como si no existie…