sexlecciones.com
Cuarto sin ascensor (Relato erótico)
Todo había ido rápido. De repente, nos encontramos y, cuando echo la vista atrás, me digo que era inevitable. Tu desesperación y la mía eran fácilmente reconocibles como para dejarnos escapar, así …