sebasp.com
I heard it from the horse’s mouth*
Esta semana pude hacerme un tiempo para visitar a un par de clientes, de los buenos, de los que compran todos los meses, de los que son más exigentes y críticos porque ya nos conocen, en realidad p…