sandrahaya.com
Como puños
He llorado tantas veces durante este último año que me parece casi un milagro poder volver a reír. Y es que al final te das cuenta de que, aunque duela, nadie es indispensable para un mundo e…