samcaraballo.wordpress.com
Cuando la “fragancia” llena toda la casa
Por Samuel Caraballo-López “Entonces María, tomando una libra de perfume de nardo puro, de mucho valor, ungió los pies de Jesús, y los enjugó con sus cabellos, y la casa se llenó de la fragan…