saltoalreverso.com
Eres tú
La espera se me atraganta. Me atiborra la boca y la noto ahí mismo aferrada al paladar, latiendo; hinchándose y reduciéndose como el saco de las ranas bajo la boca. La espera reseca el aire que pue…