saltoalreverso.com
El tiempo del aire
Tic, tac, tic, tac, tic, tac… Elena, sentada junto a la mesa del gran comedor, observa el reloj colgado sobre la butaca donde, hace muchos años ya, demasiados, había pasado horas meciéndose. Aquel …