saltoalreverso.com
Los amantes (I)
“Madre, por qué no pude ver tu rostro, llevabas esa tela blanca sobre tu cuerpo húmedo”. Nunca te vi, pero quería besarte. Quedamos de vernos en una habitación tan desoladora como la es…