saliary.com
Una rata cualquiera
Tienes el poder… El poder de enseñar. La valentía de despejar mi horrenda soberbia, e invitarme a oler el abismo de tus oídos sordos, que se niegan a escuchar los no quiero, no me apetece, ho…