romulaizerpardo.com
Decoloración interior
Hemos dedicado dedos a la eternidad compases que marcan indómitos ruidos. Cada costra de memoria rompe el signo nuestro, compañía la distancia, ausencia el nombre, tendón de relatos un rumor…