robertocastillosandoval.com
Oda al niño de la víbora
Una vez, cuando trabajaba para una guía de mochileros, fui a dar a una playa en el reino de Marruecos. Me sentía agotado después de semanas de viaje por montañas y desiertos marroquíes, en trenes s…