robertocastillosandoval.com
Vida nueva
Si lo pensamos un poco, el futuro no existe. Como peregrinos despistados que somos, tenemos que inventarlo, rasgando calendarios para seguir en ruta. Y qué ocasión más propicia para imaginar futuro…