rincondetatojimmy.wordpress.com
Una buena mañana para correr (97),
– Espérame, no corras tanto. Diego apenas podía seguir el paso rápido de Carlos. Habían salido de la comisaría hacía ya un rato, después de una sesión maratoniana con el inspector ese nuevo. …