ricardoabdahllah.com
La otra mitad
Los hombres parecen por fin reconocer el derecho de las mujeres a no acostarse con quien no quieren. ¿Qué tanto nos falta para entender que pueden acostarse con quien quieran?