ricardoabdahllah.com
« No tendrán mi odio »
Así que no voy a darles el regalo de mi odio. Ustedes lo buscaban, pero responder al odio con la rabia sería ceder a la misma ignorancia que los convirtió en lo que son.