revistatrapecio.com
Cuento: “El trompo”, de Gabriela Saadé Yordán
Cuando se le salió de las manos, el niño comenzó a girar elegantemente.