revistamandragora.com
Lourdes Ferrufino | La ciudad es un camposanto habitable [poesía]
LA AMBIGÜEDAD DEL SEDIENTO La verdad es que el sediento existe más allá de lo improbable nunca sabremos Si resistir al espejismo es signo de cordura Si la ambigüedad del sediento es signo de fracas…