revistabonaria.com
Crónica de un libro perdido
Pocas situaciones tan dramáticas como la de esperar en un hospital cuando un ser querido se encuentra grave. Yo tenía 5 años. Mi hermano Leonardo, de 8, había sufrido quemaduras de consideración. R…