quidec.com
J de Jactar
Por Quidec Pacheco Llegó embarrando el muñón en la superficie limpia, el metal ancestral que ningún organismo vivo tocó jamás. Lloraba, en parte por las pinzas gruesas que lo cargaban de los brazos…