puraessenza.wordpress.com
Rannicchiata nell’ombra
Llegó la noche y nos cogió acurrucados a la sombra, de aquel viejo álamo. Donde nos encontrábamos cada atardecer, allí fue, donde nos besamos por primera vez. Donde me dijiste te quiero,…