psicopajaros.com
Te he perdido tanto sin mirar atrás que he buscado fuego en su humedad te he invocado tanto que nace de tu nombre un surco en mis mejillas. La imbécil quiso guardarla tan bien que acabó por perderl…