psicopajaros.com
La sed
Te regalé un ser como mi amor moribundo. Como la paciencia con la que te escribí las sístoles más veloces de espacio. Su sangre dolía en silencio alimentando tu diafragma hinchado por hombre. Si hu…