poesiayotraszarzas.blog
Puertas cerradas
10 Me olvidé de mi lengua y de mi nombre, y de eso que suelen llamar raíces; cuando llegué tuve que olvidar el tronco y las ramas, y las hojas también. 9 No, no volver, ni pensar en volver; no dar …