poesiauniversalblog.com
No fue la embriaguez del tinto… – Mariana Bernárdez
No fue la embriaguez del tinto o la de las semillas de agua la que ardió en nosotros fue esa inutilidad de no poder romper los trazos que ataban tu cuerpo a una mesa y el mío a la danza.