poemasdemercedes.com
Serendipia (Número 526)
¡Ay cómo me gusta, cada día más, mi soledad! Descanso, entre mis egos, que ya me van quedando pocos, no entre la multitud, donde se juntan millones de ellos, sin control de los humanos; se les esca…