poemasdemercedes.com
Impacto (Número 457)
Ahí voy en esta cámara sideral, hundidos mis huesos, quietos mis músculos, sin la música estridente de una vida activa. Aquí muerta, postrada, en este reposo catatónico. Mi ánimo, fatal; no como, n…