poemasdemercedes.com
Con tu éter (Número 446)
Oh ¡qué calor! vine a calentar mi corazón, en tu espacio de ilusión. Estoy que tiemblo, mi pecho salta, entre los sueños de la noche. Quedo aturdida, rendida a tus pies, cautiva de tu ínfimo amor, …