poemasdemercedes.com
La madrugada (Número 442)
La noche va pasando, llega la madrugada, las peores horas, aún sigo despierta, con dolor. Mi doctora, Eva María, me visita, junto a ella, una chica rubia. Y miran el trabajo de ayer, conmigo, se le…