poemasdemercedes.com
Dante y Petrarca (Número 408)
Dante y Petrarca me visitan, para enseñarme, sus noches de gloria, en un ataúd de victoria desdibujado por la humedad y, por el olor, de una polilla copiosa, razón de más… para atender sus co…