poemasdemercedes.com
Limpieza (Número 404)
Tu perfume, molestia para mis bronquios. ¡Qué reacción más extraña, tú y yo, no seremos novios! Vete al río Guadalquivir, date un baño y vuelve a mis brazos. Quizás, en ese estado nos amemos sin fr…